7 Consejos para Cantar Mejor


Si has llegado  aquí es porque probablemente te han dicho que tienes buena voz o quizás por que quieres llegar a tener una voz excepcional, con buena técnica. O Quizás sueñes con ser profesional del canto o cantar bien para tus hijos, tus alumnos o como hobbie.

No importa cuál sea el motivo o el nivel en que te encuentres actualmente, estos consejos te ayudarán a mejorar tu técnica vocal (si los haces). 

Antes de darte toda la información, en CANTAR BIEN queremos eliminar 3 paradigmas que mucha gente se cree.

Paradigma 1: Se Nace con Buena Voz

Si bien la voz es un don de la madre naturaleza, todos podemos lograr mejorar considerablemente  nuestra potencia, afinación inclusive la calidad de sonido, ampliar el rango (cantar más alto o  bajo)  e inclusive corregir ciertos vicios que nos impiden proyectar nuestra voz hablada o cantada.

Hay algunos que  han nacido con cierta ventaja  genética (quizás han heredado de sus padres el amor hacía la música, disciplina o hasta el “oido” o) o también, voces prodigiosas como la de algunos vocalistas que realmente asombran desde una corta edad.

Todo esto es cierto pero también debemos hacer todo lo posible por conseguir la excelencia en el canto.

La voz naturalmente tiene una característica única y casi irrepetible, eso es parte de la riqueza de la humanidad, pero  muchas personas quieren cantar “igual” a cierto artista, o quieren lograr esas notas altísimas que interpreta cierto vocalista.  

Lo cierto es que muchas personas podrían emular ciertos sonidos, pero todos tenemos nuestros límites vocales y nuestro timbre personal que hay que sacarle el partido.   

Debemos “jugar” las cartas que se nos dieron y por ello, el mito de que sólo ciertas personas pueden cantar queda descartado.

Mito 2: Es muy tarde para aprender a Cantar

Muchos creen que la voz únicamente se puede mejorar trabajandola desde cierta edad, otros dicen que antes de la adolescencia (7-10 años) o lo más tarde al  llegar a la mayoría de edad (18 años).

 Lo cierto es que  todos podemos mejorar nuestra voz de una manera considerable a cualquier edad, he visto adultos empezar a cantar en sus 40s, 50s, con mejoras considerables.    

También he trabajado con jóvenes que están en sus 20s y les he escuchado mejorar su voz enormemente con ciertos ejercicios.

Las ventajas de aprender a cantar a una edad mayor, podrían ser que tenemos más disposición, que quizás tengamos más madurez para asumir una responsabilidad y la disciplina para alcanzar nuestros objetivos.  

Además, mejoraremos drásticamente en muchos  aspectos de nuestra vida,  salud y hasta nuestra hablaremos  mejor, con más potencia para declamar, hablar en público o bien muchas personas utilizan estos ejercicios para mejorar sus técnicas de negociación, hablándo correctamente y mostrando seguridad en el tono y potencia de la voz seremos más convincentes y seguro las personas nos comprenderán mejor.

Mito 3: Me tomará mucho tiempo aprender a cantar bien

Cualquier disciplina toma tiempo, pero lo que no hemos considerado es que hemos logrado aprender muchas cosas en la vida y no nos hemos dado cuenta porque hemos disfrutado el proceso.  

Por ejemplo, si somos hábiles para jugar ciertos video juegos o nos gustan los deportes y somos excelentes para alguno, es porque hemos dedicado muchísimo tiempo jugando o practicando.  

De la misma manera, la voz se construye y se mejora con pequeños ejercicios fáciles de hacer.  Si alguna vez te dijeron “siempre estas cantando” es una buena seña: significa que algo dentro de tí quiere sacar esa voz a todos encantará.

Toda técnica toma tiempo, pero vale la pena invertir unos minutos diarios para mejorar tu voz.

La música no la podemos detener, está dentro de nosotros y estudiar canto es darle alas a nuestros sueños más profundos.   Así que si deseas mejorar, podrías practicar estos consejos.  

Empieza un día a la vez con uno y poco a poco tomarás en cuenta todos a la vez.   Pon en práctica entonces estos consejos, nos vemos en los escenarios.

Vamos ahora a los 7 consejos. Como siempre, te recordamos consultar con un profesional si tienes dolor o si crees que el sonido de tu voz no es el correcto.

1. Relájate y revisa tu postura

Muchos de nosotros pasamos por etapas de tensión o ansiedad, es común guardar alguna tensión muscular en nuestro cuerpo.  

Inclusive durante el sueño adoptamos posturas incómodas que durante el día sentimos como tensión muscular. El celular o móvil también es causa de malas posturas.  

Pasamos horas durante el día viendo nuestras pantallas sin darnos cuenta de las formas hasta extrañas que adoptan nuestros cuellos para poder leer el contenido.  Por ello es importante tomarse unos minutos del día relajando los músculos y revisando nuestras posturas.  

Ningún cantante puede proyectar bien su voz si no tiene una higiene postural adecuada.

Existen muchos métodos que se utilizan frecuentemente en las terapias de postura o relajación de cuellos o espalda que nos ayudarán enormemente en proyectar fuerte nuestra voz.  Inclusive, si te encuentras sentado, puedes cantar con la misma potencia como si estuvieras de pie.

Muchos vocalistas graban profesionalmente sentados, dado que pueden pasar horas en los estudios de grabación, por ello, es importante corregir la postura parados y sentados.      

Para comenzar, debes pararte con la espalda recta, procurando relajar y flexionar levemente las rodillas sin perder el balance.  

Además tus hombros deben estar alineadoscon el centro de tu cuerpo y el cuello en una posición neutral, casi como imaginando que un “hilo” invisible cuelga del cielo y suspende el centro de nuestra cabeza con suavidad.

Estas posturas deben ser revisadas regularmente, ya que si pasamos mucho tiempo sentados, solemos tener vicios que ponen en riesgo nuestra salud.    Te sugiero inclusive, tomarte fotografías desde varios ángulos de cuerpo completo mientras cantes, será bueno conocer un antes y un después de revisar estas posturas.

2. Hidrátate y Cúbrete

Imagina un auto en marcha sin aceite o agua, seguramente no llegará lejos.   

Sin lubricación el motor se sobre calentará y lo más probable es que termines arruinando o “fundiendo” tu auto.

 Lo mismo sucede con la voz, es por ello que se recomienda tener a la mano agua a temperatura ambiente.  La verdad, podrías tomar agua fría pero no durante el ensayo, ya que tus cuerdas vocales y tu laringe se encuentran calientes y el shock del cambio de temperatura puede ocasionarte daños considerables. 

Es por esa razón también que muchos vocalistas llevan bufandas o camisas con el cuello cubierto. 

Si has viajado en avión o en un auto con el aire acondicionado a tope, te darás cuenta que tu voz se pone “ronca” , esto es porque se deshidrata rápidamente, lo mismo sucede en climas cálidos y poco húmedos, podrías dañar tu voz si no estas bien hidratado.

Cuídate de las exposiciones prolongadas al sol ya que la temperatura de tu cabeza subirá y perderás mucha agua mientras te asoleas. Tu voz se resentirá y podrías oscurecer el timbre de tu voz temporalmente.

Algunos recomiendan tomar un vaso de agua unos minutos antes de iniciar tu ensayo de canto, eso para que el cuerpo lleve el agua hasta tus membranas y apoye tu mucosa natural para que lubrique efectivamente en tu garganta.   Si vas a tener un concierto procura mantener agua a la mano, cerca de tu alcance, así que cuando tengas una oportunidad de hidratarte, puedas beber sin que sea parte del espectáculo.

Evita tomar alcohol ,  algunos sugieren beber una copa de coñac o whisky  antes de cantar para “calentar” la voz, pero esto es un mito.   Únicamente prepararás tu voz con ejercicios especiales para calentar la voz y el cuerpo.  

Quizás Lenny exageró

Si tienes gripa o si sufres de alergias, sentirás incomodidad  al cantar, que no llegarás a las notas, la congestión es también una forma de deshidratarte, ya que el exceso de mucosas no le permiten a las cuerdas vibrar libremente, tendrás limitaciones en las notas agudas, por eso, se sugiere que visites regularmente a tu otorrinolaringólogo y que él o ella , sea quien te dé las mejores sugerencias del caso.

Aquí también quisiera incluir que la alimentación es vital para cantar bien.  Evita los alimentos muy salados o inclusive, algunos evitan los lácteos y dulces, ya que provocan exceso de mucosidad en la garganta.  

Por último, los labios deben estar hidratados o si tienes problemas con la “resequedad” podrías aplicarte productos para evitar lesiones, ya que tu boca se abrirá y cerrará muy rápidamente mientras cantes.

3. Libera tu voz

Aunque no lo creas, el bostezo es un buen ejercicio y  nos ayuda a abrir la laringe y el fondo de la boca.  Intenta ahora provocar un bostezo, trata de tener conciencia de los músculos que se extienden en el fondo de tu garganta, inclusive escucha los sonidos al expandir tu garganta.   Esta flexibilidad nos ayudará a expandir nuestra boca desde dentro para poder cantar correctamente.

Debemos permitirle a la voz salir sin obstáculos, sin limitaciones internas, muchas veces cantamos con los labios casi cerrados, .   Recuerda que la voz es vibración de aire y necesita salir sin problemas.  Ahora que ya sentiste cuando tu laringe se expande, canta una estrofa y coro  de una canción que te guste, así mientras bostezas.  Siente como el aire se liberó y aunque no suene del todo bien y no se entienda la letra, sentirás cómo salen las notas sin ningún problema u obstrucción.

Cuando el doctor nos dice “diga Aaaa…” es porque quiere ver hasta dentro sin el obstáculo de la lengua.  Lo mismo sucede con la voz, muchas veces la lengua no permite salir bien el sonido.  

Si tratamos de cantar con la boca semi abierta seguramente el sonido se detendrá o se creará un “embudo” dentro de tu boca que hará tu voz sonar pequeña y sin fuerza.  Uno de los primeros ejercicios que debemos hacer es decir las vocales lentamente con una gran sonrisa en la boca, luego cantar esa misma sonrisa.

Es importante que sepas que todos estos ejercicios los debes hacer diariamente, ya que te ayudará inclusive en tu dicción del habla y tendrás mejor proyección para cantar.  Cuando logres abrir más tu laringe y el fondo de tu boca, tu voz se escuchará más brillante y fuerte, sin necesidad de hacer más esfuerzo.

4. Control del aire

Contrario a lo que muchos piensan, no necesitas mucha fuerza o mucho “aire” para cantar.  Muchos creen que debes llenarte de aire antes de lanzar la primer nota, pero todo lo contrario, debes respirar normalmente y hacer de la inhalación tu mejor herramienta para cantar con potencia.  

Necesitas aire de calidad y tanto cantidad, es decir que para cantar con fuerza, agudo o grave,  debes  hacerlo a nivel del habla, sin esforzarte, sin gritar.   Hay notas que nos exigirán tener técnica para completarlas, si no estas bien oxigenado podrías marearte.

Te mostraré un ejercicio básico que te dará poco a poco la condición física y el control de economía del aire para cantar cómodamente.     

Como dato interesante: ¿Sabías que todos al nacer tenemos una excelente técnica de proyección y potencia vocal?  Cuando vamos creciendo, adoptamos “vicios” vocales y vamos perdiendo nuestra potencia natural, algunos dicen que por reglas sociales, nos enseñan a esconder la voz desde muy pequeños, pero cuando somos bebés, aunque seamos pequeñitos, tenemos una enorme potencia, capaz de despertar al vecindario completo con nuestros gritos y llantos.

La respuesta es:  el apoyo muscular y los resonadores naturales del cuerpo.    El aire juega una parte importantísima, evidentemente sin él no podríamos emitir sonido alguno, pero es en el apoyo de los músculos del diafragma y el músculo dorsal ancho, que  es el músculo más grande, ancho y fuerte de todo el tronco del cuerpo, localizado posterior al brazo.

Realiza este ejercicio:  

inhala con la nariz lentamente e intenta no subir tus hombros, mientras exhalas intenta “desinflar” el área abdominal, realizando una ligera presión hacia dentro, casi como si estuvieras empujando el aire hacia abajo, al centro de tu cuerpo.

Mientras exhalas haz el sonido prolongado de la letra “S”, procura que suene uniforme y sin escupir.  Si tu sonido es demasiado suave debes controlar la presión hasta que tenga un volumen considerable, casi como el volumen que tu sientes al hablar.    

Inténtalo en intervalos de 10 veces, descansa 30 segundos y vuelve a intentarlo al menos 3 series.    Este ejercicio es vital para empezar a controlar tu respiración y fortalecer poco a poco los músculos de apoyo.

5. Calienta antes de cantar

¿Haz notado que tu voz suena mejor a la tercera o cuarta canción?  es porque nuestro sistema sonoro vocal es muscular y como cualquier músculo, necesitas calentar, estirar y descansar.   

Cuando hacer algún deporte, no inicias una competencia sin estar “caliente” con los músculos oxigenados, calientes  y la sangre fluyendo por tu cuerpo.  De la misma manera, necesitas prepararte antes de cantar.  Sobre todo cuando son canciones complicadas.

Una de las mejores maneras de calentar la voz es haciendo el sonido de “sapito” o “croar” con la voz, emitiendo un sonido bajo y ronco (sin nota) desde la base de tu garganta, como si estuvieras emitiendo un sonido tenebroso, inténtalo con todas las  vocales.   Este ejercicio le dará “Start” a tu modo cantante.  

hazlo durante varios minutos y notarás la gran diferencia.  Además de ser un buen ejercicio para limpiar las flemas que se alojan cerca de tu laringe.

Luego, podrías también implementar cantar una canción favorita muy bajito, suave y sin forzar tu voz.  Inclusive, en tu mente, bájale unos tonos, para que sea un ejercicio suave, casi como susurrando.   

Para terminar, si vas a cantar en escenario, te sugiero que realices ejercicios de calentamiento básicos en tus piernas, brazos, hombros y cintura, de tal manera que la sangre empiece a circular mejor y que sientas que tu cuerpo eleva su temperatura, listo para brillar en el escenario.

6. Proyecta tu voz

Cuando cantes, fija tu atención en las notas emitidas, siente las notas que resuenen más en tu cabeza, en tu cuello o inclusive en tu pecho, haz la prueba con alguna canción que use un rango amplio.  

La seguridad en un escenario se ve y se escucha, no olvides que todos hemos tenido algún tipo de inseguridad, pero al proyectar tu voz sentirás el poder que emana de tu cuerpo y te fascinará esa sensación.

Fíjate también en la cantidad de esfuerzo que utilizas al cantar las notas agudas, todo esto va a cambiar pronto en tu voz:  serás capaz de llegar más alto con menos esfuerzo. 

Es necesario que te concentres en lanzar concentradamente tu voz, imagínala como un “chorro” a presión que se lanza con dirección. 

Si deseas amplificar el volumen, debes ejercer fuerza en tu sistema de apoyo:  toma conciencia del diafragma (el músculo debajo de las abdominales que también utilizas cuando vas al baño) también de tu Lattisimo dorsi el músculo que envuelve tu cintura y que le dará mayor fuerza a tu voz. 

Abre bien tu boca como lo vimos anteriormente, abre tu laringe, haz un esfuerzo extra en tu musculatura como lo vimos en el ejercicio de la “S” e imagina que estas cantando a un puntito pequeño a un metro de ti, imagina un pequeño micrófono delante de ti y canta sin temor.

Los “gallos” de la voz aparecen cuando aplicamos poca o mucha presión sobre la voz, así que si utilizas esta proyección, evitarás esos pequeños accidentes. Ver también cómo evitar los gallos de la voz.

También quisiera agregar que no es bueno estar en ambientes muy ruidosos, ya que forzarás tu voz al querer imponerte ante tanta bulla.  Muchas veces, hemos dañado nuestras voces por no apoyarla gritando en conciertos o hablando demasiado recio durante mucho tiempo en lugares donde la música está muy recia.

7. Cree en ti.  (Es lo más importante)

Lo más importante es creer en ti como ejecutante del mejor instrumentos de todos.  Tu voz es única, no hay otra persona como tu, tienes un instrumento perfecto, la naturaleza te ha dotado con los recursos que necesitas para cantar bien.  Recuerda las veces que has soñado con cantar mejor, con proyectar tu voz e inspirar a muchas personas.  

Trata de visualizarte como un gran cantante desde ya, tienes todo el potencial para lograr mejorar enormemente tu talento vocal.

Mucho se ha hablado del pensamiento positivo, del gran impacto que puede tener en tu vida.   Cierra tus ojos, imagínate en un escenario cantando con potencia, de manera afinada, con seguridad, observa a los espectadores gozando tu interpretación.

Trata de hacerlo muy seguido, verás que mejorarás rápidamente con estas técnicas de visualización.  

No te abrumes con tanta información, es mejor hacer pequeñas mejoras día con día y trazarte metas realistas, no existen soluciones “mágicas” para mejorar tu voz, pero si te comprometes y logras hacer tus ejercicios, lo mejor que puedas, habrás logrado muchísimo más que la mayoría de personas que ni lo intentan.

Así que manos a la obra, ¡tu puedes lograrlo!

Conclusiones

La voz es un instrumento vivo y por ello,  también sufre nuestros desvelos, nuestros descuidos o mejora con nuestra atención y cuidado.  Por ello, es importante tener en cuenta que como cualquier músculo, si no lo pones en uso, se atrofia o deja de funcionar correctamente.

Muchos cantantes han ido perdiendo su voz porque la dejan de usar o simplemente han dejado de hacer ejercicios básicos para mantenerla en forma.  Así como cualquier deporte, brindémosle a nuestra voz el cuidado y dedicación que se merece.  

Si estas iniciando una carrera en la música, quieres ser vocalista profesional, te invito a que no te pierdas ninguno de nuestros posts, serán de gran ayuda y si realizas los ejercicios, te aseguro que mejorarás notablemente en tu sonido muy pronto.

Como consejo final te sugiero que busques ayuda profesional, es bueno tener un “coach” vocal de confianza, los cantantes más famosos lo tienen, si estas empezando o no tienes mucha experiencia, procura hacer estos ejercicios con la supervisión profesional de un médico, antes de iniciar cualquier rutina, consulta con un especialista, o si tienes dolor al cantar o molestias, es mejor que visites a tu Otorrinolaringólogo de confianza.

“Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto”

Henry Ford

Recent Content